fbpx

La Economía de la Gratitud: Dar para Recibir

“Hemos entrado en una nueva era, en la que desarrollar relaciones sólidas con las personas es fundamental para el éxito de una marca o empresa”, dijo Gary Vaynerchuk en su best seller, La Economía de la Gratitud. Un libro que en 2011 fue disruptivo y ahora se convirtió prácticamente en una visión profética sobre la importancia de crear relaciones en las redes sociales en todo negocio, de todo tamaño y de todo tipo.

¿Has escuchado hablar de él? Acá te contamos de lo que el emprendedor ruso-estadounidense, elegido cuatro veces como el autor más vendido por la revista New York Times, aplicó en VaynerMedia, agencia digital fundada por él y su hermano en 2009, y que solo 7 años después contaba con 600 empleados y recaudó $100 millones de dólares en ingresos en 2016. 

¿Por qué recordar el pasado? 

Para comprender de qué se trata La Economía de la Gratitud, Gary V. nos lleva al pasado. Cuando había más sentido de comunidad, las familias iban a comprar pan a la tienda de la esquina, donde el panadero que veían todos los días los saludaba por su nombre, comentaban la nueva noticia del pueblo, se reían, se daban la mano, se despedían y al día siguiente volvían a encontrarse en la panadería de la esquina. 

Las noticias ya viajaban rápido en ese entonces, en las pequeñas ciudades, en las comunidades, en esos vecindarios. Y esto significaba que la forma en que te trataba el panadero era tan importante como la calidad del pan que vendía. Porque tener un cliente descontento podía significar perder a diez de sus amigos y parientes.

“Las empresas vivían y morían por lo que se decía de boca en boca y por la influencia que las personas tenían entre sí”, Gary V.

Como dice Gary V. en su libro, el negocio no era solo una forma de ganar dinero; era algo con lo que los propietarios y gerentes se identificaban estrechamente y de lo que estaban orgullosos. Sus clientes no eran billeteras ambulantes; eran amigos y vecinos, por lo que los dueños de negocios se preocupaban muchísimo por sus clientes, crear vínculos con ellos y por tenerlos contentos.

Años después las ciudades fueron cambiando muchísimo, y con esto la manera de vender. Se olvidó el sentido de comunidad. Sin embargo, en este libro el autor explica cómo las redes sociales están revirtiendo esto. Cómo las redes sociales devolvieron el poder a las personas y educaron a las empresas

El boca a boca 

Lo primero que hacemos muchos en la mañana es revisar Instagram, WhatsApp o quizás Tiktok. Según Gary V. eso es como el equivalente del antiguo paseo matutino saludando a los vecinos, conversando sobre qué han estado haciendo todos. La vida en comunidad se movió al mundo online. 

El boca a boca está de vuelta, gracias a la forma en que ha mutado Internet, y el uso que le damos a las redes. Ahora todos nos comunicamos fácilmente y las noticias viajan más rápido que nunca antes. “Cualquier [email protected] que no pueda ver las repercusiones de todo el potencial del boca a boca tiene los ojos cerrados”. 

Si una persona, por ejemplo, no está interesada en los beneficios de comprar limón orgánico, el hecho de que una de las personas de su red lo esté, podría ser suficiente para que comience a ponerle atención cuando vea una publicación del tema en alguna red social. Puede ser que se interese tanto que comience a googlearlo, llegue a tu ecommerce, y así ganes un nuevo cliente. El cual podría durar para siempre si haces las cosas bien y [email protected] tratas como un o una cliente fiel. 

Dar para recibir 

Con la industrialización y la llegada de las grandes metrópolis el sentido de comunidad que se tenía antes comenzó a cambiar. En esa época, antes del boom de las redes sociales, tenía algún sentido financiero para las empresas simplemente ignorar a las personas que se quejaban mucho y no querían atender. Ahora, los consumidores insatisfechos tienen el poder de hacer que las empresas sientan el problema y vivan las consecuencias.

Pero esta no es la razón correcta de por qué los negocios deben entregar una atención premium a sus clientes, sino que porque pueden lograr avances increíbles si utilizan las redes de forma proactiva. Y ahí está el problema, que muchos aún no se dan cuenta de lo que pueden lograr con ellas actuando en base a la filosofía de dar para recibir

“Una vez que dejes de pensar en ello (redes sociales) como una herramienta para callar a los clientes, y más bien como una herramienta para alentar a los clientes a hablar, y para que hables con ellos, se desarrollará todo un mundo de oportunidades de marca y marketing”, Gary V.

En esencia, el tema de las redes sociales requiere que los líderes de empresas vuelvan a pensar como lo hacían los jefes y jefas de tiendas pequeñas, en pueblos chicos. Deben permitir que se muestre la personalidad, el corazón y el alma de todos los empleados que componen un negocio o emprendimiento.

Solo las empresas que pueden descubrir cómo cuidar sus modales de forma auténtica y casi anticuada, son los que van a llegar al podio empresarial. Valorar a cada cliente es obligatorio. Se debe intentar que toda persona se sienta especial, como cuando tu bisabuela iba a la panadería de la esquina. Que quienes no son tus clientes quieran serlo. 

Dar para recibir. Porque no puedes esperar que compren tus productos o servicios, que confíen en lo que ofreces si no muestras primero en qué cree tu marca, sin que te conozcan antes. La manera de generar confianza es entregando. Pueden ser tips, tutoriales, un cuestionario, y así las personas irán confiando en ti. Pero primero, mostrar quién eres, qué haces y por qué lo haces. Antes hay que sembrar para poder cosechar. No se puede esperar que funcione si se hace de manera invertida. 

“Las empresas de todos los tipos y tamaños tienen que empezar a trabajar más para conectarse con sus clientes y hacerlos felices, no porque el cambio se avecina, sino porque está aquí”, Gary V. 

¿Por qué es tan importante? ????

Vaynerchuk dice no entender a quienes emprenden o lideran un negocio y no quieren integrar las redes sociales a sus estrategias de marketing. El hecho de que los clientes estén abiertos a hablar, no solo para quejarse, sino que agradecer, elogiar, iniciar un diálogo, ofrecer opiniones y proporcionar comentarios es una oportunidad increíble que no se puede dejar pasar. “Deberían estar de rodillas agradecidos por la tremenda oportunidad que tienen ahora para adaptarse y mejorar sus estrategias de forma rápida (y económica)”, Gary V. Se debe tratar de aprovechar cada oportunidad para demostrar que te importan tus clientes y cómo tu marca les puede entregar una experiencia única, memorable y de valor. 

El autor hace una analogía con la primera clase de los aviones, porque ahí las personas reciben un trato más premium que quienes van en clase económica. Y eso es un problema. Los negocios, no solo en las aerolíneas, deben tratar a todos sus clientes como si fueran clientes fieles que merecen un trato premium. “El negocio es tan fuerte como sus relaciones más cercanas con los clientes, y lo que digan sobre nuestro negocio, más allá de nuestras cuatro paredes da forma a nuestro futuro”, fue una de las cosas fundamentales que Gary V. descubrió para darle forma a sus proyectos. 

“No es la cantidad de seguidores que tienes o los ‘me gusta’ que obtienes, es la fuerza de tu vínculo con tus seguidores lo que indica cuánto le importa a alguien lo que tienes que decir. En este juego, gana el que tenga las relaciones más reales”, Gary V.

Conclusiones 

La única forma en que las marcas y las empresas pueden adaptarse y superar los desafíos actuales es con campañas digitales genuinas y honestas para ganarse el corazón de sus clientes. Gary V. se dio cuenta de esto en 2011 y ahora estamos a otro nivel en temas de redes sociales, en temas de inmediatez y de conexión. 

Si los especialistas en marketing se comprometen con los principios de la Economía de la Gratitud, reasignan correctamente sus recursos de marketing y encuentran formas de aprovechar lo mejor de las redes sociales y de lo que los medios tradicionales tienen para ofrecer, verán un increíble feedback de cualquier inversión que realicen. “Cualquiera que esté esperando a que el panorama del marketing se estabilice antes de incorporar las redes sociales en su estrategia comercial está viviendo en un mundo de fantasía”, Gary V.

La Economía de la Gratitud ha alterado radicalmente las expectativas de nuestros clientes y las empresas tendrán que ser creativas para satisfacerlas. A medida que lo hagamos, las expectativas de los consumidores cambiarán y las iniciativas de marketing que antes fácilmente lograban un “Wow”????, eventualmente solo llegarán a un «Meh»????. 

La clave entonces, es innovar para sobrevivir. Las redes sociales nos entregan la oportunidad de escuchar qué quieren las personas. Es como tener acceso al focus group más honesto que se haya sentado en una mesa de conferencias y recibir opiniones gratis. Oir, participar en la conversación, hacer preguntas y solicitar comentarios. Tenemos que estar más involucrados, más atentos e interesados ​​que nunca. 

Cuando los negocios se den cuenta de que deben concentrarse en invertir en sus clientes, no en plataformas, verán los mejores resultados. Esa es la base de La Economía de la Gratitud, dar para recibir. Dar a tus clientes lo que sepas que necesitan ellos para recibir los resultados que buscas. Un artículo de opinión, una publicación de blog o una reseña positiva (el tipo de prensa que a veces es el resultado orgánico de una campaña de marketing atractiva que permite que las plataformas tradicionales y las redes sociales trabajen juntas), será de gran ayuda para hacer que la iniciativa de marketing llegue más lejos a la conciencia del público y así obtenga mejores resultados????????.  

Las próximas empresas líderes serán las que acepten que las personas tienen el poder y quienes se alegren de entregárselo. Contratarán personas y crearán nuevos departamentos dedicados a construir relaciones largas con los clientes actuales y los potenciales. Liderarán quienes se atrevan a dejar de depender únicamente de los canales tradicionales de marketing y quienes permitan que su contenido se expanda, divulgue e interactúe entre sí.

El consejo de Gary V. ????

“Comienza. Si ya comenzaste, mira por segunda vez lo que estás haciendo. Ponte un nuevo par de anteojos y vuelve a evaluar. Prepárate. Mantente alerta a nuevas ideas e innovaciones”. 

El tener éxito en redes sociales no se debe solo a que sabes cómo hacer un video en Tik tok al que le llegue la mayor cantidad de visualizaciones. Sino que será porque reconoces que la cultura y las expectativas de los consumidores pueden cambiar, y eso significa que eres más adaptable y flexible que tu competencia. “Si aplicas las redes sociales correctamente, tus clientes comprarán más, serán más leales, difundirán tu mensaje y te defenderán si alguna vez los necesitas”, Gary V.

En resumen: ¿Cómo lograr esto? ????
  • Preocúpate genuinamente por tus clientes, tus empleados, por tu marca. Es lo correcto y además rentable. 
  • No te asustes de lo que actualmente encuentras desconocido. 
  • Llega primero al mercado siempre que puedas, y temprano el resto del tiempo. 
  • Instaura una cultura de preocupación en tu negocio: 
    • Con consciencia de tu marca.
    • Comprometiendote mentalmente al cambio.
    • Estableciendo un tono con tus palabras y acciones.
    • Invirtiendo en tus empleados.
    • Contratando empleados compatibles con tu marca. 
    • Siendo auténtico online y offline.
    • Empoderando tu marca y a quienes la componen en búsqueda de franqueza, creatividad y generosidad.
  • Recuerda que en toda transacción B2B hay una C (consumidor). 
  • Habla el lenguaje de tus clientes
  • Permite que tu cliente ayude en la forma de tu marca o proyecto, pero no que dicte la dirección a la que lo llevas.
  • Busca interacción con tus clientes. 
  • Dirige tus iniciativas de marketing hacia el centro emocional y a los extremos creativos. 
  • Acércate a las iniciativas en redes sociales con buenos intentos, apuntando a compromisos de calidad, no de cantidad.
  • Intenta sorprender y conmover.  
  • Si tienes que utilizar tácticas, usa tácticas de «atracción» que recuerden a los clientes por qué les debería importar tu marca.
  • Construye un sentido de comunidad en torno a tu marca.
  • Si tu proyecto es pequeño, actúa como si fuera grande. Si es grande, actúa como si fuera pequeño.

En Digitalízame creemos que mientras más personas conozcamos sobre la Economía de la Gratitud es mejor para todos.  Mantente [email protected] a nuestro blog para más contenido de este tipo y ayúdanos a compartir ????.

¿Quieres recibir más contenido como este en tu correo?

Prometemos no ser spam, ni enviarte más de un correo por semana 🙂


Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Post Relacionados

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *